La recesión económica mundial a partir de COVID-19 podría ser peor de lo que se había previsto en un principio: FMI

El jefe del Fondo Monetario Internacional señaló el viernes una posible revisión a la baja de los pronósticos económicos mundiales, y advirtió a los Estados Unidos y China contra la posibilidad de reavivar una guerra comercial que podría debilitar la recuperación de la pandemia de coronavirus.

Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI, dijo en un evento en línea organizado por el Instituto Universitario Europeo que los datos económicos recientes de muchos países estaban por debajo de la ya pesimista previsión del fondo de una contracción del 3% en 2020.

“Sin soluciones médicas inmediatas, lamentablemente podrían materializarse más escenarios adversos para algunas economías”, dijo Georgieva. “Es la incógnita sobre el comportamiento de este virus lo que está nublando el horizonte de las proyecciones”.

La proyección de abril del FMI de una contracción del 3% de la economía mundial marcaría la mayor caída desde la Gran Depresión de los años 30. El FMI pronosticó que se produciría un rebote parcial en 2021, pero advirtió que los resultados podrían ser mucho peores, dependiendo del curso de la pandemia.

La economía de los Estados Unidos -la mayor del mundo- se ha visto especialmente afectada por los cierres generalizados destinados a contener la propagación del virus. Los datos del gobierno de los EE.UU. del viernes mostraron que la tasa de desempleo subió al 14,7% el mes pasado. La Casa Blanca dijo que el desempleo podría llegar al 20% en mayo.

El presidente Donald Trump ha amenazado con castigar a China por su manejo del virus imponiendo nuevos aranceles, y el viernes sugirió que podría poner fin a la Fase 1 del acuerdo comercial entre EE.UU. y China.

Altos funcionarios de comercio de EE.UU. y China dijeron el viernes que seguirían adelante con la aplicación del acuerdo comercial inicial, pero algunos observadores dicen que las compras prometidas por China de productos de EE.UU. están muy por debajo del ritmo necesario para cumplir con el objetivo del primer año de un aumento de 77.000 millones de dólares sobre los niveles de 2017.

El viernes, Georgieva advirtió que un retroceso hacia el proteccionismo podría debilitar las perspectivas de una recuperación global en una coyuntura crítica.

Al preguntársele cuán preocupada estaba de que las crecientes tensiones entre EE.UU. y China pudieran poner en peligro la economía mundial, Georgieva dijo: “Es enormemente importante que resistamos lo que puede ser una tendencia natural a retirarse detrás de nuestras fronteras”.

La reactivación del comercio mundial era fundamental para garantizar la recuperación económica mundial, dijo. “De lo contrario”, dijo, “los costos suben, los ingresos bajan, y estaremos en un mundo menos seguro”.